Autotasación de Propiedad Inmueble

La Ley Núm. 81 de 1991, mejor conocida como la Ley de Contribución Municipal sobre la Propiedad, fue recientemente enmendada por la Ley 6-2019, para permitir la tasación sobre la propiedad inmueble contratada por el propietario, permitir deducir el monto de gastos incurridos en la tasación del pago correspondiente de la contribución, entre otros aspectos. A continuación, se hace un recuento de las enmiendas a la Ley.

  • Tasación contratada por el propietario

Cualquier persona natural o jurídica podrá elegir contratar los servicios de un Evaluador Profesional Autorizado, en adelante “EPA”, con licencia vigente en Puerto Rico para tasar su propiedad inmueble a los fines de determinar su clasificación y la contribución sobre la propiedad inmueble que no haya sido previamente tasada, incluyendo las mejoras no tasadas. El EPA no podrá ser el propietario, un empleado del propietario, ni estar relacionado con éste dentro del cuarto grado de consanguineidad ni segundo de afinidad.

La tasación contratada se regirá por los siguientes parámetros:

  1. Podrá ser utilizada para la tasación de propiedad inmueble que no haya sido segregada; tasada previamente y que tenga número de catastro, incluyendo mejoras no tasadas a una propiedad inmueble previamente tasada.
  2. La tasación contratada y pago de una contribución sobre estructuras no registradas ni tasadas en una propiedad que no ha sido segregada formalmente en el Registro de la Propiedad no tendrá el efecto legal de una segregación registral.
  3. Para determinar el valor de tasación para ser utilizado por el Centro de Recaudaciones de Ingresos Municipales, en adelante “CRIM”, se multiplicará el valor según la tasación contratada por un 10.55%, siempre y cuando la misma esté basada en el valor de mercado de la propiedad o mejora. A este valor de tasación se le restará cualquier exención y/o exoneración aplicable. La diferencia será tributable al tipo contributivo sobre la propiedad que aplique a cada municipio.
  4. Dicho valor de tasación para propósitos contributivos será efectivo el año contributivo que esté en curso cuando se haya realizado la tasación contratada y periodos contributivos subsiguientes, excepto que el CRIM o el municipio tasen por su cuenta la propiedad, como se indica más adelante.

Una vez la propiedad sea tasada por su dueño, dicha tasación debe ser informada al CRIM. La tasación contratada deberá ser sometida al CRIM en o antes del 31 de diciembre de 2020 (si la adquisición de la propiedad o construcción de la mejora no ha sido tasada hasta esa fecha). Para edificaciones o mejoras realizadas luego de esa fecha, la tasación contratada deberá informarse dentro de los 6 meses luego de la adquisición de la propiedad o 6 meses luego de la construcción de la mejora.

Una vez informada, el CRIM o el municipio podrá tasar y clasificar la propiedad nuevamente. Luego de agotar los procedimientos de revisión administrativa y judicial, si algunos, el valor de la propiedad será el establecido por el CRIM o el municipio en lugar del valor determinado bajo la tasación contratada. No obstante, la clasificación y tasación realizada por el CRIM o el municipio de conformidad con el método de tasación regular tendrá efecto prospectivo por lo que no se hará determinación de deficiencia por los años de tasación en que se utilizó correctamente la tasación contratada y se pagó la contribución correspondiente dentro del término dispuesto.

Si en un término de 24 meses luego de notificada la tasación contratada, el CRIM o el municipio no clasifica y tasa dicha propiedad conforme al método de tasación regular, la misma no podrá ser tasada por dicha agencia a menos que ocurra uno de los siguientes factores:

  • Ocurran mejoras o reconstrucciones sustanciales
  • Ocurran segregaciones y lotificaciones

Toda persona que utilice la tasación contratada podrá para el primer año fiscal luego de la tasación contratada deducir del pago que le corresponda de contribución sobre la propiedad el monto de los gastos incurridos y pagados en la tasación, una vez dicha tasación sea presentada al CRIM, hasta un máximo de $500. Sin embargo, en el caso de edificaciones o mejoras no tasadas, la persona podrá utilizar la tasación contratada aplicando el valor que surja de documentación fehaciente que acredite el valor de dicha edificación o de las mejoras no tasadas. A tales efectos, la persona podrá utilizar los siguientes documentos debidamente certificados: guías de Costo Estimado de las Obras de Construcción, emitidas por la Oficina de Gerencia de Permisos de Puerto Rico; contrato Notariado de la construcción o mejoras; Permiso de Construcción Aprobado; otro documento público que evidencie el costo real o estimado de construcción.

Toda persona que suministre una tasación fraudulenta con la intención de evadir la contribución sobre propiedad inmueble, incurrirá en delito grave que será sancionada con multa de $3,000 o pena de reclusión de 3 años, o ambas penas, a discreción del tribunal. Además, aplicará al monto de la deficiencia que tase el CRIM el 100 % de dicho monto.

La persona que decida no ejercer la tasación contratada y sea el CRIM o el municipio quien realice la misma, se le impondrá, notificará y cobrará las contribuciones correspondientes a la propiedad, retroactivamente hasta 5 años contados desde la fecha en que se realice la tasación a dicha propiedad.

  • Revisión de propiedad inmueble; Propiedad no tasada

Se indica que el CRIM tiene la responsabilidad de tasar toda propiedad que se le informe a sido tasada por su dueño.

Asimismo, se dispone que la imposición, notificación y cobro de las contribuciones correspondientes a la propiedad existente al 1991 y aquella de nueva construcción solo podrá ser retroactivo hasta 5 años contados desde la fecha en que se realice la tasación a dicha propiedad. En otras palabras, si el CRIM tasa una propiedad existente al 1991 o de nueva construcción (luego de 1991), solamente podrá cobrar las contribuciones adeudadas 5 años antes.

En el caso de mejoras o reconstrucciones sustanciales en la residencia principal del contribuyente, la imposición, notificación y cobro de las contribuciones correspondientes será prospectivo a partir de la fecha en que se realice la tasación.

  • Procedimiento para la revisión administrativa e impugnación judicial de la Contribución Sobre la Propiedad Inmueble

Si el contribuyente no estuviere conforme con la notificación de la imposición contributiva emitida por el CRIM o el municipio, podrá solicitar por escrito una revisión administrativa donde se expresen las razones para su objeción, la cantidad que estime correcta, e incluir, si lo entiende necesario, la evidencia o documentos correspondientes, dentro del término de 30 días calendario, a partir de la fecha de depósito en el correo y/o de manera electrónica de la notificación siempre y cuando el contribuyente:

  • Pague al CRIM o a la oficina designada por el municipio el 100% de la parte de la contribución con la cual estuviere conforme y un 40% de la parte de la contribución con la cual no estuviere conforme;
  • Pague al CRIM o a la oficina designada por el municipio la totalidad de la contribución impuesta; o
  • En caso de que el contribuyente se haya acogido a la tasación contratada, pague la contribución determinada conforme a dicho método.

El contribuyente que solicite una revisión administrativa no podrá acogerse al descuento por pronto pago, excepto cuando pague la totalidad de la contribución impuesta conforme al método de tasación regular o a la tasación contratada. El CRIM o el municipio deberá emitir su decisión dentro de un término de 30 días a partir de la fecha de radicación de la solicitud de revisión administrativa por el contribuyente. Cuando el CRIM o el municipio no conteste dentro de ese término, se entenderá que ratifica el estimado de contribuciones notificado al contribuyente. El CRIM o el municipio podrá extender el término por 30 días adicionales cuando lo estime necesario para poder llevar a cabo la revisión. Cuando la decisión del CRIM o del municipio fuera adversa al contribuyente, éste vendrá obligado a pagar la parte de la contribución pendiente de pago, con los intereses y recargos correspondientes, computados desde la fecha en que se notificó la decisión. Cuando la decisión sea favorable, el CRIM o el municipio vendrá obligado a acreditar o devolver al contribuyente la parte de la contribución cobrada en exceso. En los casos que el CRIM o municipio venga obligado a acreditar o devolver al contribuyente la parte de la contribución cobrada en exceso, se computarán los intereses correspondientes desde la fecha de pago de la contribución revisada.

El procedimiento de revisión administrativa deberá completarse como requisito previo para que un contribuyente que no estuviere conforme con la decisión sobre imposición contributiva la impugne.

Si el contribuyente no estuviere conforme con la determinación emitida por el CRIM o el municipio podrá impugnar la misma ante el Tribunal de Primera Instancia, en adelante “TPI”, dentro del término de 30 días calendario, a partir de la fecha de depósito en el correo y/o el envío a la dirección electrónica que consta en el expediente del contribuyente, lo que ocurra primero, de la notificación de la determinación del CRIM o el municipio al contribuyente. Si el CRIM o el municipio, según sea el caso, no emite su determinación dentro de un término de 30 días, a partir de la fecha de radicación de la solicitud de revisión administrativa por el contribuyente o si el CRIM no notificó la extensión de 30 días adicionales, el contribuyente podrá impugnar la contribución ante el TPI dentro del término de 30 días calendario, contados a partir del día siguiente de dicho término de 30 días iniciales o adicionales, según sea el caso. El contribuyente deberá evidenciar al TPI su cumplimiento con el pago contributivo correspondiente. Si la decisión del TPI fuera adversa al contribuyente, dicha decisión dispondrá que la contribución impugnada, o la parte de ella que se estimare como correctamente impuesta, sea pagada con los intereses y recargos correspondientes desde la fecha en que se notificó la sentencia. Si la decisión del TPI fuere favorable al contribuyente y éste hubiere pagado la contribución impugnada en o con posterioridad a lo establecido, dicha decisión dispondrá que se devuelva a dicho contribuyente la contribución o la parte de ella que estimare el TPI fue cobrada en exceso, con los intereses correspondientes por ley, computados desde la fecha de pago de la contribución impugnada.

Related Articles

Responses

X
X
X
X